Preocupa a aseguradoras la suba en el costo de los siniestros de la industria aeronáutica

nov. 12

Escrito por:
12/11/2019 12:23  RssIcon

Un informe muestra que, si bien cae el número de accidentes fatales, el aumento del tráfico aéreo y de la siniestralidad provocan que el monto total de las indemnizaciones supere al de las primas. Una situación bastante contradictoria vive la industria aseguradora mundial con respecto a las coberturas en el sector de la aviación comercial. Porque si bien cayó el número de accidentes fatales, a tal punto que estos últimos años fueron de los más seguros en la historia de la industria aerocomercial, el costo de los siniestros no para de crecer, poniendo contra las cuerdas a las compañías de seguros. Un reciente informe de la aseguradora Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS) da cuenta de esta paradoja, en la que las empresas del sector se enfrentan a costos crecientes, a tal punto que, en los últimos años, el monto total de las indemnizaciones superó al de las primas. Lo extraño del asunto es que los accidentes mortales siguen en regresión.

 
De hecho, solo se lamentaron los de los aviones Boeing de Lion Air, estrellado en Indonesia en octubre de 2018, y el de Ethiopian Airlines, ocurrido en marzo pasado, que obligaron a una revisión masiva del modelo Boeing 737 MAX. Preocupa a aseguradoras la suba en el costo de los siniestros de la industria aeronáutica “Por más que nos encontremos en un escenario de mejora general de la seguridad aérea, no podemos confiar en una falsa sensación de seguridad. El número y la amplitud de los siniestros en el sector aeronáutico son frecuentemente subestimados”, advirtió Tom Fadden, director mundial de AGCS en el área de seguros para el sector aerocomercial. Mirá también El S&P Merval inició la semana sin una tendencia definida
 
CRISIS DE CRECIMIENTO
 
Una de las causas que generó esta difícil situación para las aseguradoras está asociada con una crisis de crecimiento en la aviación mundial. Porque el aumento exponencial del tráfico aéreo en todo el mundo (la política de cielos abiertos en la Argentina, con la aparición de varias compañías low cost y la apertura del aeropuerto de El Palomar son solo un ejemplo de ello) lleva consigo un incremento en paralelo de la siniestralidad, en una mayor frecuencia y gravedad. Porque por más lejos que haya quedado como emblema de la mayor catástrofe de la historia el terrible accidente de 1977, cuando dos Boeing 747 chocaron en la pista de Tenerife, España, con un saldo de 583 muertos, la realidad indica que los accidentes de aviones se han vuelto más graves y usuales, producto inevitable del mayor tráfico y de que el error humano sigue estando presente en los controladores aéreos, quienes tienen que trabajar más horas.
 
Hoy, en EE.UU. o Europa, el riesgo de sufrir un accidente mortal es superior circulando en bicicleta que volando en avión. Pero si se tiene en cuenta que para el año 2034, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) predice un volumen de pasajeros transportados cercano a los 7.000 millones, se entiende que las compañías de seguros sientan que les corre frío por la espalda.
 
AVIONES MÁS COSTOSOS
 
Sin embargo, también hay un factor que juega en contra de las aseguradoras, y es que el mayor uso de la tecnología en la aviación comercial hace que los aviones sean más caros. Algunos modelos superan los u$s 100 millones de costo, por lo que este es otro factor que “contribuye a aumentar el monto de las demandas de indemnización”, de acuerdo con el informe de Allianz. De esta manera, el costo de las reparaciones, en caso de accidente o siniestro, incrementa la cuenta a pagar.
 
Pero hay más: el estudio advierte además que “la creciente complejidad del desarrollo, tecnología y construcción de las aeronaves genera además un incremento en los costos de los incidentes en tierra, implicando flotas enteras”. Este es el caso de la suspensión de vuelos aplicada a todos los Boeing 737 MAX, lo que obligó a las aerolíneas que poseían estos modelos a dejarlos en tierra hasta que se resolviera dónde estaba la falla. Finalmente, este caso se convirtió en el siniestro más costoso de la historia de la industria aerocomercial. Y, según el estudio, el futuro no luce mejor: “Se corre el riesgo de que, en los próximos años, las inmovilizaciones en tierra sean aún más numerosas y prolongadas”.
 
INDUSTRIA DEL JUICIO
De acuerdo con el estudio, que evaluó las casi 52.000 demandas presentadas entre 2013 y 2018, los choques y accidentes fueron los incidentes más costosos (u$s 9300 millones, es decir un 57% del total). Encima, detrás de todos estos reclamos existe una verdadera industria del juicio, sobre todo en EE.UU. “Las demandas por pasajero se dispararon en los últimos años. Esto se debe a la acción de numerosos abogados estadounidenses que reclaman daños y perjuicios más elevados para una mayor diversidad de incidentes”, indica el informe. Y muestra que hasta hace una década atrás, el parámetro de las compañías aéreas marcaba que las demandas costaban entre u$s1 millón y u$s3 millones por asiento. Hoy, estos valores son mucho más elevados. Pero en momentos en que se fabrican aviones más grandes, las aseguradoras se enfrentan a siniestros extraordinarios. “Si los daños y perjuicios potenciales por pasajero llegan a varios millones de dólares, un gran accidente aéreo podría generar costos en materia de responsabilidad civil por valor de u$s 1000 millones”, según Allianz. La aseguradora sabe de lo que habla: en 2015 se tuvo que hacer cargo del pago de las indemnizaciones millonarias por el accidente del avión de Germanwings que fue estrellado por el copiloto contra los Alpes y que le costó la vida a 150 personas. Fuente: https://www.cronista.com/fina 

Etiquetas:
Categorias:
Location: Blogs Parent Separator pba

Su Nombre:
Su Sitio Web:
Titulo:
Comentario:
Comentar   Cancel